• Padre Jose Luis Zabala

3° Charla de Adviento ¡Jesús nos invita a llorar! / Predica Padre Joselo

El Evangelio de la resurrección de Lázaro nos ilumina en lo que significa recibir nueva vida y arrancar de nuevo. El muerto de cuatro días ya huele mal cuando Jesús llega a Betania y decide, después de confrontarse, y conmoverse, con las lágrimas de María, acercarse a la tumba.



Ante la expectación de todos y movido por el amor a su amigo, levanta los ojos al cielo, suplica a Dios, expresa en voz alta lo que ha rezado en el silencio de su corazón (solo para dar testimonio de su vínculo al Padre) y llama a Lázaro con un grito que despierta incluso a los muertos (de hecho así fue): ¡Lázaro, sal fuerza!


Esa es la fuerza de Jesús para regalar nueva vida, una vida que todavía no alcanza las dimensiones de la vida después de la resurrección (porque Lázaro volverá a morir, mientras que después de la resurrección ya no se muere más), pero que es tan poderosa como para sacar al muerto de su podredumbre y de su hedor, y hacer que vuelva a arrancar. Así sucedió en la vida de este amigo de Jesús y de sus hermanas, Marta y María de Betania.


Jesús quiere regalarnos en cada Navidad nuevamente su vida, la vida que nace en Belén y que es fuerza para liberarnos de las vendas y ataduras de toda muerte y permitirnos volver a caminar. Jesús nos dice a nosotros también: “sal afuera” y a todos los que nos rodean: “desátenlo y déjenlo andar”.


Queridos amigos, qué lindo tiempo tenemos por delante para cambiar, convertirnos y crecer. Sin duda, en un contexto difícil y desafiantes, pero no muy distinto al que nos toca vivir cada año. La vida tiene exigencias y complicaciones. Siempre será así. Pero Dios está ahí para mostrarnos que desde Belén, desde el hogar, donde somos perdonados y perdonamos, y en compañía de la familia y seres queridos, en cuyo amor nos queremos renovar en estos días, podemos volver a arrancar. Animémonos y qué María y José nos acompañen. Feliz Adviento a todos




Preguntas de reflexión :

1. Qué elementos de mi fe han flaqueado en este tiempo y necesito refuerzo?

2. Qué me gustaría llorar ante Jesús?

3. Qué esta enfermo, muerto o mal oliente en mi vida, que quiero que reviva?

4. Leer nuevamente Juan 11, 1-44.

5. Armar un calendario de Adviento a partir de estas reflexiones y sugerencias.

6. Tomar un jaculatorio para este tiempo, palabras de Jesús o citas bíblicas o frases de Santos que estén en imperativo. Por ejemplo: "Niña a ti te lo digo levántate."

"Este es mi hijo amado, escúchenlo.

62 visualizaciones0 comentarios