• Jorgelina Jorda

¿Babbel o Cenáculo? Así comenzó el encuentro de Ora et Labora en Casa de Alianza

Actualizado: jul 14

¡Cuando sirves te sientes constructor de la Torre de Babbel o en el Cenáculo? ¿Somos constructores de un centro que va hacia cielo dejando a quién nos entorpezca por abajo de nuestras cabezas persiguiendo solo trepar lo más alto posible a costas de nuestros impulsos egoístas haciendo que el ladrillo valga más que la persona? ¿ O somos constructores del Reino de Cristo que nos reúne en comunidad, amistad, como hermanos de una misma familia, caminando juntos de la mano a pesar de nuestras diferencias y bajo el amparo de la Virgen María quién nos pone a servir impulsados por el Espiritu Santo?




Con esta reflexión se comenzó el encuentro de trabajo en la Casa de Alianza bien temprano por la mañana del 3 de julio. Como siempre sucede en esta casa, nunca sabemos cuanta gente viene a ayudar ¡Siempre es un misterio!


Hasta el momento nos habían confirmado unos pocos y terminamos siendo mucho más de los que pensamos y todos trabajamos con alegría en pequeños detalles de la casa. Para Alleney y Paul, quienes tuvieron que madrugar para llegar a tiempo con el encuentro, no importó la distancia ni el sacrificar el primer dia de sol ¡Fueron los primeros en estar!


De sorpresa nos cayó Miguel y su esposa Susanne, quienes no dudaron en trabajar el jardín juntos. Ellos son un matrimonio boliviano - alemana que venían por primera vez a la casa, pero ya habían participado de los retiros online que se transmitían desde esta Casa y no dudaron en venir ayudar cuando escucharon que se necesitaban manos!. "Los retiros fueron muy importantes para mi "- nos decía Miguel-" lo mínimo que podemos hacer es venir a devolver todo lo recibido por la Virgen".


Ya estábamos saliendo afuera para comenzar los trabajos de la mañana y aparece de repente América, argentina con sus dos hijos Jóse, su bebé de menos de un año y su hijo mayor de 22 años ¡Llegamos, un poco tarde pero llegamos!- nos decía América - El GPS nos mareó pero nosotros supimos ubicarnos mejor que él ¡Era increíble como se sumaba gente en la medida que avanzaba el día!






Para el almuerzo vino Dirg, un alemán amigo de la casa quién se ofreció a limpiar la iglesia grande ¡Qué gran regalo! no dudo un segundo en ponerse con la aspiradora y un trapo mojado a sacar el polvo de los santos y de los asientos ¡La dejo impecable!



También se sumaron dos jóvenes hermanos de la Isla de Nierderwerth que vienen seguido cuando se trata de fuerza varonil. Y lo mejor de todos es que tuvimos la compañía del Padre King quien durante las pausas nos contaba sobre su experiencia de haber conocido al padre Kentenich, también confesó y fue él quien nos cerró el día de trabajo con una misa profundizada en la Anunciación de María ¿Cuándo nos saluda María? ¿De qué forma somos saludados por ella como a ella la saludo el Angel?




Todo el día ha sido un regalo del Señor, la compañía , las meditaciones y sobre todo por el espiritu de trabajo y comunión.


Desde ya les avisamos que los encuentro de Ora et Labora se realizarán los primeros sábados de cada mes , o sea que el próximo se realizará el 7 de agosto .


Si sientes el anhelo de venir a ayudar escríbenos a casadealianza@gmail.com





37 vistas0 comentarios