Buscar
  • Casa de Alianza

¿Cómo se vivió Hörde en la Casa de Alianza? Hoy a 51 años del PK en el cielo, te lo contamos....

Actualizado: 16 de sep de 2019

Hoy es el cumpleaños del PK en el cielo. 51 años desde su partida a la Casa Paterna, a la Jerusalem celestial. Esperamos confiados que desde allá nos mire con cariño y con toda su paternidad. Hoy también recordamos un mes desde la celebración de los 100 años de Hoerde en Schoenstatt. Un encuentro de gracias, de familia, de alegría. Un encuentro, cuyo lema tomó las palabras del mismo Padre Kentenich: “despierten y despiértense mutuamente”.

Es la hora de renovarse en esta consigna, en este imperativo, como le gustaba decir a él. En la Casa de Alianza también tomamos una frase de los primeros tiempos de Schoenstatt y que le era muy querida: “el amor de Cristo nos urge”.


El amor de Cristo es el que urge al apóstol para salir a mostrar la Buena Noticia que él mismo ha recibido y que ha trasformado su vida, y a conquistar corazones para el Señor y la Santísima Virgen. Un amor, que en un primer momento es un cariño recibido, una experiencia de ser amado, y que luego se reflexiona y profundiza para fijarse profundamente en el corazón y para compartirse con claridad, audacia y astucia.


Ese proceso es el mismo que esperamos que esté sucediendo en ustedes después de la experiencia de Hoerde; es el mismo que el Padre Kentenich realizaba con tantas personas a las cuales formó; es el que tuvo lugar por muchos años en la Casa de Alianza. Un proceso de trasformación y formación de la vida a partir de las vivencias y experiencias de Dios y de la Virgen. Es lo que queremos seguir haciendo en este histórico edificio donde el Padre Kentenich vivió la mayor parte de su vida.



Por eso nos alegramos, y agradecemos, a todos los que pasaron por la Casa de Alianza durante los días de la fiesta de Hoerde en Schoenstatt. Fueron muchos y de diversos países. El viernes 16 nos visitó la Federación de Señoras de Chile, que nos trasmitieron alegría y fuerza, compromiso y entusiasmo. A ellas les contamos el proyecto de la casa. Estaban sorprendidas y con deseos de poder ayudar.




El sábado 17, durante la sencilla misa que celebramos en Casa de Alianza, llegaron dos familias. Una de Portugal y la otra de República Checa. Ambas de Federación de Familias. Así es en la Casa del Alianza, una casa del Padre Kentenich, donde él acoge a todos y los lleva a Jesús. Se pueden imaginar esa misa políglota e internacional, con representación de los países mencionados, además de Argentina, Chile y Alemania.




El domingo 18 llegaron varios peregrinos esporádicos a conocer esta casa de formación donde el Fundador de Schoenstatt acompañó y predicó para cientos de sacerdotes, educadores y formadores. El culmen del día fue la visita de los peregrinos paraguayos, quienes después de la misa de 18 y la renovación de la Alianza de Amor en el Santuario Original, fueron a cenar a la Casa de Alianza. Eran 90 personas. Y gozaron de un momento familiar en torno a una excelente comida, media española y alemana. También escucharon del proyecto de desarrollo de la casa y quedaron felices y admirados al conocer a las familias y personas que lo llevan a cabo.



En los días lunes 19 y martes 20 llegaron los últimos peregrinos. Delegaciones de argentinos, familias de Portugal, un grupo de Kenya, alemanes que ya conocían la casa, pero no el proyecto actual, y otros que la visitaban por primera vez. Todavía muchos más pasaron por esta casa. Todos salían sorprendidos y felices de poder estar en un lugar tan vivo, por el presente y por el pasado.



El encuentro en Casa de Alianza deja siempre la sensación de que el Padre Kentenich sigue viviendo en esa casa y quiere seguir actuando para formar apóstoles, porque… el “amor de Cristo nos urge”. Ahora solo queda seguir “despertándonos” unos a otros para llevar Schoenstatt y a la Santísima Virgen más decididamente al mundo y para que Ella siga formando apóstoles para su Hijo Jesús al servicio de la Iglesia. En Casa de Alianza haremos nuestra parte, nuestro compromiso con la misión es nuestro regalo al Padre Kentenich… y si alguien quiere venirse y ayudar desde acá, está cordialmente invitado.

Desde la pieza del Padre, bendiciones,

Padre Joselo

99 vistas
CONTACTANOS

Pater Josef Kentenich Strasse 1

56179 , Vallendar

casadealianza@gmail.com

REDES SOCIALES
NEWSLETTER

WHATSAPP: 004915785415834

© 2019 Schoenstatt Bundesheim International e.V.

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon