• Siria Fichtl

Conociendo las comunidades de Schoenstatt por Siria Fichtl

Actualizado: 27 abr

La ruta del encuentro: recorrido por el camino de Alianza

por: Siria Fichtl


Esta es una semblanza sobre la peregrinación de los valientes a los santuarios de Schönstatt en Vallendar, Alemania, del 29 de enero al 2 de febrero de 2022. En febrero pasado tuvimos la oportunidad de hacer una peregrinación y como son tiempos inciertos nos tocó realizarla en formato híbrido, algunos pudieron viajar, otros desde su casa se conectaron a las sesiones online.



El objetivo era bastante sencillo: conocer un poco de las distintas comunidades que conforman Schönstatt, y sí, tuvimos una pequeña pincelada de la diversidad de matices que

viven en Vallendar bajo la inspiración y carisma schönstattiana; en tres días tuvimos la

oportunidad de conversar con apasionados schönstattianos que pertenecen a diferentes

grupos, de diferentes edades, países y con muy distintos oficios.


La Sra. Petra, quien nos contó sobre el origen del nombre Casa Regina, nos mostró la casa,

subimos al cuarto-oficina del Padre Kenntenich, nos compartió la misión de las Mujeres de

Schönstatt y cómo viven sus valores como la obediencia, la pobreza y la libertad, al final del

recorrido conocimos su santuario.


La Hermana Carolina, quien a pesar de la lluvia, nos dio un recorrido por ambos santuarios de las Hermanas de Schönstatt, una parte de la casa de las Hermanas y nos compartió también cuál es su oración predilecta.


Tuvimos el gusto de conocer las inspiraciones y obras del Sr. Markus, quien con su buen humor nos contó sobre los Hombres de Schönstatt y las actividades de Casa Tabor.

Nos compartió cómo es que con su oficio logra “hacer Click”, esa relación, con Dios y la

Mater.



Fuimos privilegiados ya que durante los tres días nos acompañó en nuestro peregrinar y durante las visitas, con su ánimo, conversación, y Palabra nuestro amigo el Padre Joselo, nuestro compañero de Peregrinar, quien también nos preparó junto con el Padre Pol un recorrido por su casa y comunidad: los Padres de Schönstatt, visitamos su santuario y nos encontramos con el Padre Agustín, quien venía de realizar un atril con madera que había en la casa: “Hay que usar los recursos que Dios nos tiene, sólo hay que abrir los ojos y mover la neurona” nos dijo.


Para finalizar escuchamos el testimonio de Jorgelina, quien está encargada junto con su esposo de Casa de Alianza, donde nos estuvimos hospedando, en esta charla pudimos escuchar sobre la misión que tenía el Padre Kentenich para la casa: Cobijamiento, Transformación y Apostolado, y nosotros pudimos ser testigos de esta misión, de esta casa de peregrinos.


Tengo que agregar que durante los tres días vivimos la Misa, oramos en privado y en comunidad, cocinamos juntos y platicamos, nos reímos y sí, sacamos muchas fotos y videos. Esta experiencia fue distinta para cada uno de los que participamos, ya sea desde casa o en Schönstatt, que está ubicado en Vallendar, Alemania, un conjunto de colinas que cobijan estos santuarios y a quien los visita.


"Ser hijo de la Providencia significa estar convencido que cada situación, alegría, sufrimiento, desilusión… es una parte esencial del plan de la omnipotencia, de la sabiduría y el amor de Dios. P. José Kentenich sobre la Divina Providencia."


94 visualizaciones0 comentarios