• Team

Crónica de la JM en Schoenstatt - Original ¡Fuego en pleno invierno Alemán! ¡Recemos por ellos!

Actualizado: 23 ene

Saludos a todos!


Somos los integrantes de la escuela de jefes internacional de Schoenstatt del año 2021/22, así como se lee, somos parte de la primera escuela de jefes internacional que se desarrolla en invierno, la primera que pasa año nuevo en la Casa de la Alianza y también la primera que se realiza en medio de una pandemia.





Comenzamos la escuela el 28 de diciembre y para muchos de nosotros es la primera vez pisando Schönstatt, llegamos con el corazón ardiendo y con mucho anhelo de conocer aquello que es motor de nuestra vida.


De esa manera fue y así lo hicimos, el primer día conocimos la historia de la Casa de la Alianza. Desde el cuarto del Padre Kentenich hasta las catacumbas de la casa, todos nos sorprendimos con las historias de cada rincón de este hogar, el que, como no podía ser de otra manera, nos hizo sentir en casa incluso estando a miles de kilómetros de nuestro verdadero hogar. Ah y no podemos olvidarnos de Ferdinand y Jorgelina, quienes son encargados de que la Casa de Alianza siga de pie, nos demostraron que aún existe gente que entrega su vida por la Mater y que trabajando día a día desde lo mas pequeño, se pueden lograr cosas grandes.



Pasaron los días y finalmente llego el día que ni siquiera soñando de la mejor manera nos lo hubiésemos imaginado. Pasar año nuevo en Schoenstatt, en la Casa de la Alianza, en una escuela de jefes internacional, lejos de nuestras familias, junto con increíbles personas de todo el mundo, pero lo más importante, cerca de la Mater y palpando el lugar donde todo comenzó.


Cantando fuerte, con el corazón ardiente y gritando como para que todo Schoenstatt sienta el calor del fuego de Latinoamérica, así fue como comenzamos un nuevo año en el cual la Mater quiso que estemos a su lado.


Y así arrancó la escuela, siendo fuego en medio del invierno.


Desde el primer momento sentimos este lugar como nuestro y fue así que comenzamos a trabajar por el bien de la Casa de Alianza ya sea limpiando, construyendo o arreglando habitaciones, ya que tomamos como principal misión hacer que esta casa sea algo mucho mejor que cuando la encontramos, haciendo honor a nuestro padre fundador y a todo su legado.


Estas primeras dos semanas nos hicieron comprender mucho más el pensamiento del padre Kentenich y nos hicieron palpar su forma mas humana. Mediante charlas con el padre Ángel Strada, el anterior encargado del proceso de canonización del padre Kentenich, logramos tener una idea mas clara de como era nuestro padre fundador como ser humano y en la vida cotidiana.


Visitamos la tumba del padre y su antiguo hogar siendo estos momentos muy fuertes para la escuela. También visitamos el museo donde vimos parte de la historia del movimiento y lo que tuvo que vivir el padre para lograr algo tan grande, visitamos Koblenz para ver los lugares en los que el padre estuvo preso durante la época de los Nazis con la intención de entender todo el esfuerzo que hubo detrás de la formación de nuestro movimiento.



Y de esta forma queremos seguir esta gran experiencia, dando nuestro 110%, demostrando que a la Juventud Masculina de Schoenstatt no la frena una pandemia, sino que es en esos momentos donde nuestro fuego interior se hace mas fuerte, queremos demostrar que la juventud de la Mater sigue encendida y que juramos luchar y defender nuestros ideales.

603 visualizaciones0 comentarios