• Team

¡Gracias por tanto Angélica! Testimonio de una mamá voluntaria de USA

Soy Angélica Navas, guatemalteca, médico, católica, casada, viviendo actualmente en New Orleans, Estados Unidos. La primera vez que escuché del Movimiento de Schoenstatt fue en un anuncio de una de las radios católicas de Guatemala a principios del 2017, puse mucha atención al escuchar el anuncio ya que lo sentí como una respuesta a mis oraciones a Dios y a la Virgen María ya que mi hija en noviembre del 2016 había viajado hacia Hamburgo, Alemania como Au Paur.


Las aliadas

Y no fue hasta en el 2018, cuando mi hija me llama que asistiría a un Retiro Espiritual en Schoenstatt. Y finalmente en junio del 2020 mi hija me invita a participar a un Retiro online desde Alemania, el cual fue muy enriquecedor para mi y de mucha ayuda ya que acababa de emigrar para Estados Unidos.


Gracias a este retiro surge el contacto con Gina, quien vive en New Orleans y empezó a prepararme semana tras semana y entre tanto me enteré de que podíamos llegar a realizar voluntariado en Casa de Alianza, lo cual me intereso muchísimo y empecé a pedir a Dios y a la Mater que me dieran la oportunidad de ir a realizar mi voluntariado y realizar mi Alianza de Amor en el Santuario Original.


El gran regalo que Dios y la Mater me dan en el 2021 fue el poder ir a sellar mi Alianza de Amor en el Santuario Original, realizar mi voluntariado por 6 semanas y poder compartir también tiempo con mi hija en Alemania. Llegué a Schoenstatt el 12 de noviembre y cada de dia trabajo lo empecé con una oración y entregándole todo a Dios y a la Mater, para mi este voluntariado ha sido de mucho crecimiento desde todo punto de vista, tanto personal, espiritual y físico. He llegado a la conclusión que que no importa lo pequeño que hagas pero si lo haces con amor y se lo entregas a la Mater, dará fruto y fruto que tu ni si quieras lo puedas imaginar.


Hija y Madre

Yo antes de realizar el voluntariado apreciaba mucho a las personas que se dedican a limpiar, sacudir, trapear, lavar, doblar, organizar, cocinar y todo lo que significa mantener limpia y ordenada una casa. Pues ahora lo reconozco y valoro mucho más, es un trabajo que muchas veces no lo apreciamos cuando vemos algo limpio, pero cuando esta sucio si lo notamos.


Amistades Internacionales que surjen desde la casa

No todo fue limpieza, también aprendí a conocer mas a la Mater nuestra gran educadora y ella era mi inspiración para cada día levantarme y realizar las cosas que tenía que hacer, tuve la oportunidad de participar en la Santa Eucaristía todos los días a las 16.00 horas en el Santuario Original y conocí un poco mas a nuestro fundador el Padre José Kentenich a traves de charlas.


Mi hija también me ayudó a en varias tareas y mi Alianza de Amor la selle el 18 de noviembre en el Santuario Original, como lo había soñado, ahora soy schonstantiana en desarrollo y crecimiento, con muchas ganas de seguir aprendiendo y ser instrumento en las manos de la Mater, dejarme utilizar para el crecimiento del Reino de Dios.


Misa de Navidad 2021

Mi voluntariado fue una experiencia de muchísimo aprendizaje, un sueño hecho realidad y reconocer la mano de Dios en todo y que para todo hay un tiempo. Quiero agradecer a Dios y a la Mater por darme este gran regalo en el 2021 en medio de una Pandemia. A todos los que me acompañaron este tiempo que viven y ayudan en la casa, por ser esos instrumentos de Dios y la Mater y hacerme sentir en Casa de Alianza como si estuviera en mi propio hogar.

Desde ya que siempre estarán en mis oraciones y espero haber dejado mi granito de arena, en lo que pueda seguir apoyando desde la distancia quiero que sepan que pueden contar conmigo.


La Madre cuidará perfectamente este proyecto.

Angelica Navas

584 visualizaciones0 comentarios